Monederos de colores naturales

Una de las preguntas más populares cuando la gente se entera de que tiño telas con plantas y cochinilla es ¿para qué sirve? Claro, seguir un proceso, aprender algo nuevo, utilizar materiales y técnicas milenarias y poco contaminantes, todo eso es para mí una gran experiencia pero para responder a la pregunta puedo decir: paraSigue leyendo “Monederos de colores naturales”

Tinte de agallas de forsythia

Las agallas son un mecanismo de defensa de las plantas. Son el equivalente de los tumores para un animal. Las agallas contienen un porcentaje elevado de taninos. Podemos reconocerlas cuando vemos excrecencias o formaciones extrañas. La explicación es lógica, las plantas secretan taninos cuando se sienten atacadas y estos hacen que las partes afectadas seanSigue leyendo “Tinte de agallas de forsythia”

Teñir tela con cáscaras de nueces y agua de fierro

Para teñir con tintes de plantas no hace falta estar en la época de las bellotas o en la época de los helechos o del tanaceto. Puedes comenzar con las cáscaras de nueces. La piel de las nueces es conocida por su gran contenido de taninos, produce un tinte intenso que me encanta. Las hojasSigue leyendo “Teñir tela con cáscaras de nueces y agua de fierro”

Cosecha de colores naturales

Aquí tienes un ejemplo de las maravillas que se pueden hacer con las telas teñidas con plantas. ¡Anímate a hacerlo tú también!

Agua de fierro (o acetato de fierro) para tintes naturales

¿Cómo obtener más colores y motivos? ¿Cómo hacer fácilmente una tinta barata? Te lo cuento todo!

En otoño, tarta de chocolate

Cuando vivía en Perú no conocía realmente los cambios de las estaciones. Al menos no tan intensos como los europeos. Como sé lo que es tener todo el tiempo sol y no necesitar calefacción ni aire acondicionado, no me pronuncio realmente en contra de esa situación. Me gustaba mucho y la extraño como extraño aSigue leyendo “En otoño, tarta de chocolate”

Ciruelas silvestres o endrinas, paseo y mermelada

Hace unas semanas fuimos a dar una vuelta a un bosque no lejos de aquí. Había muchísimas ciruelas silvestres o endrinas. Estando ya en otoño las endrinas estaban maduras e incluso dulces. Este verano tuvimos mucho sol y el clima estuvo muy seco. Todo eso debe haber ayudado. Muy entusiasmada recogí un poco más deSigue leyendo “Ciruelas silvestres o endrinas, paseo y mermelada”